Últimas Palabras

 Marcel Proust on his death-bed, fotografía tomada por Man Ray

Marcel Proust on his death-bed, fotografía tomada por Man Ray

Si pudieran planearlas, ¿cuáles serían sus últimas palabras? Yo la verdad no tengo las mías, pero me encantaría que contuvieran lo mismo amor que humor negro, pues sería una forma de que fueran muy yo.

Evidentemente, no es de extrañarse que las últimas palabras de varios escritores sobresalgan por sabias o ingeniosas, ya que después de todo, son personas que dedicaron su vida a la expresión.

A continuación les comparto una lista con las últimas palabras de algunos prestigiados autores (los datos los retomé del libro Vidas Secretas de Grandes Escritores de Robert Schnakenberg, el cual les recomiendo porque es  muy entretenido): 

 

  1. Lord Byron: "Ahora me iré a dormir. Buenas noches."
  2. Edgar Allan Poe: "¡Que Dios ayude a mi pobre alma!"
  3. Anne Brönte: "Ten valor, Charlotte. Ten valor."
  4. Henry David Thoreau: "Alce, indio." ¿Poooor?
  5. Walt Whitman: "Incorpórame, quiero cagar."
  6. Leo Tolstói: "Pero los campesinos…¿Cómo mueren los campesinos?"
  7. Emily Dickinson: "Se disipa la niebla."
  8. Louise May Alcott: "¿No es meningitis?"
  9. Oscar Wilde: "O se va él, o me voy yo." (Refiriéndose al tapiz del cuarto)
  10. Lyman Frank Baum: "Ahora puedo cruzar las arenas movedizas."
  11. Arthur Conan Doyle: "Eres maravillosa" (Se las dijo a su mujer)
  12. Herbert George Wells: "Vete, estoy bien."
  13. Gertrude Stein: "¿Cuál es la respuesta? (Silencio) ¡Ah!, ¿cuál es la pregunta?"
  14. James Joyce: "¿En serio nadie la entiende?" 
  15. Franz Kafka: "¡Mátame, o si no eres un asesino!"
  16. Eugene O ´Neill: "Nacido en una habitación de hotel y -¡maldita sea!- muerto en otra."
  17. Dylan Thomas: "Acabo de tomarme dieciocho whiskies. Creo que es mi récord".

 

 

 

Cartas de Rechazo

Por @CrisWinters

Si algo he aprendido en el par de años que han transcurrido desde que me gradué como comunicóloga, es a lidiar con el rechazo de distintos empleados de Recursos Humanos (que muchas veces de humanos no tienen nada).

Sin embargo, también he aprendido a ser paciente y a que en una entrevista, el que ofrece el puesto también está a prueba.  Además he aprendido a utilizar cada rechazo como motivación.

A continuación les comparto algunos rechazos o críticas a escritores que hoy son legendarios:

 

 

  1. Emily Dickinson: Una editorial le respondió que sus poemas eran "tan notables por sus defectos como por sus virtudes", pero que todos carecían de "cualidades poéticas".
  2. Herman Melville: Un editor rechazó Moby Dick por ser "larga y anticuada".
  3. Ayn Rand: Su novela La rebelión de Atlas fue etiquetada como "ni vendible ni publicable".
  4. William Faulkner: Un editor rechazó publicar Santuario porque contenía una escena en que violan a una mujer con una mazorca de maíz. Sin embargo no fue precisamente por puritano sino porque temía que si la novela veía la luz, "ambos irían a la cárcel".
  5. H. G Wells: Una editorial le dijo que La guerra de los mundos era "una pesadilla interminable".
  6. Walt Whitman: un crítico del Boston Intelligencer dijo que Whitman debía ser "un lunático que se ha escapado de un manicomio y desvaría en su patético delirio".  

Y mi favorita:

George Orwell: Recibió la nota de un editor gringo que decía: "En este país los cuentos de animales no venden".  ¡Ja! Qué clase de imbécil debe haber sido.